Gabe Newell, cofundador y director general de Valve, ha concedido una entrevista al medio neozelands 1 NEWS en la que ha hablado acerca de las interfaces cerebro-ordenador, ms conocidas como BCIs por sus siglas en ingls. Newell explica que su compaa est trabajando en esta innovadora tecnologa aprovechando que los motores de videojuegos son ideales para enviar y recibir grandes cantidades de informacin.

Durante la entrevista, Gabe Newell habla de que los BCIs estarn entre nosotros en un futuro cercano y que los desarrolladores de videojuegos “cometeran un error muy tonto” si para 2022 no tienen uno de estos en su laboratorio de pruebas. Tanto apoya Newell esta tecnologa que asegura que en Valve estn trabajando en un prototipo open source para que “todo el mundo pueda obtener seales cerebrales de alta resolucin” a travs de sus cascos de realidad virtual.

Persona utilizando una interfaz cerebro-ordenador.

Posibles aplicaciones de los BCIs en el futuro

Pero, para qu sirven las interfaces cerebro-ordenador? Gabe Newell explica en la entrevista que las posibilidades son “indistinguibles de la ciencia ficcin” y que, aunque tradicionalmente se han utilizado para enviar seales al ordenador, el futuro est en que el ordenador enve estmulos al cerebro: “El mundo real parecer plano, sin color y borroso comparado con las experiencias que seremos capaz de crear en el cerebro de la gente”, asegura.

Tras llamar a los ojos y orejas “perifricos de carne”, el cofundador de Valve pone ejemplos prcticos de lo que se podr hacer con los BCIs en el futuro: “Una de las primeras aplicaciones que espero ver mejoradas es el sueo. El sueo se convertir en una app que ejecutars cuando quieras. Oh, necesito tanta cantidad de sueo, necesito tanta cantidad de REM”, dice en la entrevista.

Prototipo de interfaz cerebro-ordenador.

Adems de en esta innovadora tecnologa, Valve tambin est poniendo sus potentes motores de videojuegos al servicio de la investigacin de prtesis corporales controlables, aunque no pretenden entrar de lleno en ese mercado a nivel comercial, sino que estn colaborando en la investigacin. Es decir, no veremos brazos o “tentculos” protsicos vendidos por Valve.

Evidentemente Newell tambin est al tanto de la problemtica que puede llegar a tener la aplicacin de estas tecnologas en el futuro y, aunque asegura que nadie obligar a nadie a utilizar estos aparatos, tambin reconoce que se pueden dar circunstancias complicadas porque “puedes hacer a la gente creer que estn sintiendo dolor slo por daar su dispositivo” o recibir hackeos peligrosos.



Fuente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *